Bienvenido Invitado. Por favor Iniciar sesión ó Regístrate.

Autor Tema: ¿Existe Dios? ¿Acaso importa?  (Leído 203 veces)

Jorge Miguel

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 10
    • Ver Perfil
¿Existe Dios? ¿Acaso importa?
« en: Octubre 25, 2017, 06:37:19 pm »
   
¿Existe Dios? ¿Acaso importa?

Ante la pregunta de si Dios existe, muchos piensan que no hay respuesta o que no importa. Hervé, que se crió en Francia, dice: “Aunque yo no diría que soy ateo o agnóstico, no soy creyente. Pienso que el mejor modo de vivir es dejarse llevar por el sentido común, y para eso no hace falta creer en un dios”.

Por otro lado, hay quienes se sienten como se sentía John, que vive en Estados Unidos. Él comenta: “Mis padres no creían en Dios, y yo no sabía qué pensar. En ocasiones me preguntaba si Dios existía o no”.

Y usted, ¿se ha preguntado si Dios existe? Y si existe, ¿le daría eso más sentido a la vida? Tal vez se haya topado con realidades que son difíciles de explicar si la vida no tuviera un creador. Por ejemplo, los científicos dicen que la vida en la Tierra solo es posible gracias al delicado equilibrio que hay en la naturaleza. Además, las pruebas demuestran que la vida no puede surgir de materia inanimada (vea el recuadro “ Examine las pruebas”).

Piense en los dos hechos irrefutables que acabamos de mencionar. Son como pistas que nos conducen a un tesoro. Y es que quien encuentra pruebas de que Dios existe y llega a conocerlo bien tiene una vida mucho mejor. Veamos por qué.

 1. LA VIDA COBRA PROPÓSITO

Una persona con cara preocupada leyendo un libro grande
Si la vida tiene un propósito mayor que nacer, crecer, reproducirse y morir, es lógico que queramos saber cuál es y cómo podemos cumplirlo. Pues para eso primero tenemos que entender una verdad fundamental: si Dios existe o no. Si existe y no lo sabemos, nos estaríamos perdiendo la verdad más importante del universo.

Las Escrituras dicen que Dios es la fuente de la vida (Revelación [Apocalipsis] 4:11). ¿Por qué da sentido a nuestra vida conocer esa verdad? Veámoslo en la Biblia.

Las Escrituras dicen que Dios nos hizo “a su imagen”, es decir, para que reflejáramos su personalidad (Génesis 1:27). En este sentido, el hombre es único en comparación con el resto de las criaturas del planeta. Pero la Biblia va más allá, pues nos muestra que Dios quiere que seamos sus amigos (Santiago 2:23). ¿Qué pudiera dar más sentido a nuestra vida que ser amigos del Creador?

¿Qué significa ser amigo de Dios? Los amigos del Creador pueden hablar directamente con él con la seguridad de que los escuchará y ayudará (Salmo 91:15). Si somos sus amigos, sabremos lo que piensa sobre muchos asuntos y esto nos ayudará a comprender mejor las grandes cuestiones de la vida.

Si Dios existe y no lo sabemos, nos estaríamos perdiendo la verdad más importante del universo
2. NOS LIBRA DE LA INQUIETUD

Hombre con rostro tranquilo, en paz
A algunas personas les cuesta creer en Dios por el sufrimiento que hay en el mundo. Se preguntan: “¿Por qué un Dios todopoderoso permite la maldad y deja que la gente sufra?”.

La Biblia da una respuesta tranquilizadora: Dios nunca quiso que los humanos sufriéramos. Cuando creó al hombre no existían ni el dolor ni la muerte (Génesis 2:7-9, 15-17). ¿Le cuesta creerlo? ¿Cree que es un cuento? Pues bien, si el Creador es todopoderoso y si, como la Biblia dice, su principal cualidad es el amor, entonces se esperaría que quisiera darnos una vida de esa clase.

¿Y qué pasó? ¿Por qué estamos como estamos? La Biblia explica que Dios creó al ser humano con la capacidad de escoger su camino. No somos robots programados para obedecerle. La primera pareja humana fue egoísta y decidió desobedecer a Dios (Génesis 3:1-6, 22-24). Y ahora nosotros, sus descendientes, sufrimos las amargas consecuencias de aquella elección.

Nos consuela saber que Dios nunca quiso que sufriéramos. Pero, también queremos que se acabe esta situación. Necesitamos una solución para el futuro.

 3. NOS DA ESPERANZA

El planeta Tierra
En cuanto Adán y Eva se rebelaron, Dios prometió que con el tiempo su proyecto original para la Tierra se cumpliría. Puesto que es todopoderoso, nadie puede impedirle que haga su voluntad (Isaías 55:11). Dentro de poco, Dios eliminará las secuelas de aquella rebelión. La humanidad le servirá para siempre, y la Tierra será lo que siempre quiso que fuera: un paraíso.

¿Cómo le afectará eso a usted? Veamos tan solo dos promesas bíblicas de lo que Dios se propone hacer en el futuro.

UN MUNDO EN PAZ Y SIN MALDAD. “Dentro de poco no habrá malvados; podrás buscar y rebuscar, pero no encontrarás uno solo. En cambio, la gente humilde recibirá la tierra prometida y disfrutará de mucha paz.” (Salmo 37:10, 11, Traducción en lenguaje actual.)
UN MUNDO SIN ENFERMEDAD NI MUERTE. “Y ningún residente dirá: ‘Estoy enfermo’.” (Isaías 33:24.) “Él realmente se tragará a la muerte para siempre, y el Señor Soberano Jehová ciertamente limpiará las lágrimas de todo rostro.” (Isaías 25:8.)
¿Por qué podemos confiar en las promesas de la Biblia? Porque muchas de sus profecías ya se han cumplido. Con todo, saber que habrá un alivio en el futuro no nos libra de los problemas que tenemos hoy. ¿Puede Dios hacer algo más por nosotros ahora?

4. NOS AYUDA A SUPERAR PROBLEMAS Y A TOMAR DECISIONES

Dos manos a punto de unirse
Dios nos da guía para superar los problemas y tomar buenas decisiones. No todas las decisiones son importantes, pero algunas afectarán toda nuestra vida. Nadie puede darnos mejores consejos que los que Dios nos ofrece. Él ve las cosas desde una perspectiva más elevada y además es nuestro Creador. Por eso, sabe mejor que nadie lo que más nos conviene.

En la Biblia están los pensamientos de Dios, aunque para escribirla inspiró a varios hombres. En ella encontramos la siguiente declaración: “Yo, Jehová, soy tu Dios, Aquel que te enseña para que te beneficies a ti mismo, Aquel que te hace pisar en el camino en que debes andar” (Isaías 48:17, 18 ).

El poder de Dios no tiene fin, y él quiere usarlo para ayudarnos. La Biblia lo describe como un padre cariñoso que desea cuidarnos. Por eso en ella leemos: “El Padre en el cielo [dará] espíritu santo a los que le piden” (Lucas 11:13). Su poder, su espíritu, nos guía y nos fortalece.

¿Qué puede hacer usted para que Dios lo ayude? La propia Biblia responde: “Para ser amigos de Dios, hay que creer que él existe y que sabe premiar a los que buscan su amistad” (Hebreos 11:6, Traducción en lenguaje actual, 2005). Si quiere convencerse de que Dios existe, examine las pruebas por sí mismo.

¿Le gustaría conocer mejor a Jehová, nuestro Creador? ¿Por qué no se da una oportunidad y hace su propia investigación?

¿Qué dice la Biblia sobre Dios?
Aunque lo que dice la Biblia sobre Dios es sencillo y profundo, hay quien se sorprende al descubrirlo.

Nuestro Creador no es una fuerza impersonal. Dios tiene una personalidad y un nombre, Jehová * (Isaías 42:8 ).
Jehová no tuvo principio ni tendrá fin (Salmo 93:2; Isaías 40:28 ).
Dios no es un juez severo como lo describen algunas religiones. Su cualidad principal es el amor (1 Juan 4:8).
Dios se interesa en los humanos y nos dice cómo desea que usemos nuestra vida (Eclesiastés 12:13; Miqueas 6:8 ).
¿Explica la Biblia todo sobre Dios? No, es más, dice que solo conocemos “los bordes de sus caminos” (Job 26:14).

 Examine las pruebas
Las siguientes publicaciones presentan pruebas de la existencia de un Creador.

Portada del folleto El origen de la vida. Cinco cuestiones dignas de análisis
El origen de la vida. Cinco cuestiones dignas de análisis
https://www.jw.org/es/publicaciones/libros/origen-de-la-vida-cinco-cuestiones/

Cita tomada de la página 12: “La teoría de la evolución intenta explicar el origen de la vida en la Tierra descartando la intervención divina. No obstante, cuanto más descubre la ciencia sobre la vida, tanto menos probable es que esta apareciera de forma aleatoria”.

Portada del folleto ¿Es la vida obra de un Creador?
¿Es la vida obra de un Creador?  https://www.jw.org/es/publicaciones/libros/vida-obra-creador/

Cita tomada de la página 24: “Muchas personas sostienen que la ciencia refuta el relato bíblico de la creación. Sin embargo, la verdadera contradicción no es entre la ciencia y la Biblia, sino entre la ciencia y las opiniones de fundamentalistas cristianos”.
« Última modificación: Octubre 25, 2017, 06:49:30 pm por Jorge Miguel »