Bienvenido Invitado. Por favor Iniciar sesión ó Regístrate.

Autor Tema: Primeros auxilios: Falta de Respiración  (Leído 148 veces)

IsaacBer

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 10
    • Ver Perfil
Primeros auxilios: Falta de Respiración
« en: Octubre 17, 2016, 08:04:48 am »
   Si un niño o niña ha dejado de respirar, se necesita de inmediato darle respiración
artificial. 

Si el niño o niña pasan sin recibir oxígeno por más de cuatro o cinco minutos, su cerebro puede
dañarse seriamente o morirse.   

Un niño o una niña ha dejado de respirar cuando no se observa ningún movimiento de arriba hacia
abajo del pecho o del estómago, la cara se le pone de un color gris azulado y no se siente que saque
aire. 

En primer lugar, usted debe llamar a su número de emergencia.  Inmediatamente al observar que la
respiración paró, empiece el procedimiento de respiración artificial.

RESUCITACIÓN BOCA A BOCA

La manera más simple y efectiva de dar respiración artificial es echando vigorosamente nuestra
respiración hacia los pulmones del niño o niña.  La resucitación boca a boca puede ser usada con
seguridad en cualquier niño o niña cuya respiración, aunque regular, sea débil o costosa.  Usted
debe, en este caso, programar sus exhalaciones al ritmo de las inhalaciones del niño.

Exhalar significa sacar aire.
Inhalar significa meter aire.

PASOS: 

1. Después de llamar al número de emergencia (123 ó 122), comience los primeros auxilios.

2. Recueste al niño o niña boca arriba en algo rígido y firme.

3. Ponga su boca de manera que tape al mismo tiempo la boca y la nariz del niño o niña.  La
   cabeza del niño o niña no debe estar demasiado inclinada hacia atrás, para no tapar la
   entrada del aire. Quite su boca del niño o niña para tomar aire puro antes de cada soplido.

Si es un bebé:  Sople suavemente, UN SOPLIDO CADA TRES SEGUNDOS, en total serán 20
soplidos en un minuto.

Si es un niño o niña:  Sople suavemente, UN SOPLIDO CADA CUATRO SEGUNDOS, en total
serán 15 soplidos en un minuto.

4. Pare de soplar cuando el pecho del niño o niña empiece a levantarse.

5.  Ponga su oído en la boca del niño o niña y trate de oír el aire saliendo de sus pulmones.
    Mire también si el pecho se infla o desinfla.  Si no oye el aire saliendo o el pecho no se infla,
    puede repetir el procedimiento de respiración de boca a boca.

Sienta el pulso del niño o niña en la muñeca o en el cuello. El pulso es el movimiento de la sangre
caminando que se siente en las venas.   Si no hay pulso, empiece a hacer compresiones en el
corazón.  Ponga sus dos manos abiertas, una sobre otra, sobre el área del corazón del niño o niña y
presione al ritmo de contar.....  Este procedimiento debe llevarse a cabo juntamente con el de
respiración artificial.  Continúe hasta que llegue ayuda o hasta que el niño comience nuevamente a
respirar.

ASFIXIA POR OBSTRUCCIÓN

Para revivir a un bebé, niño o niña que se esté ahogando por obstrucción de las vías respiratorias,
siéntese y ponga al niño o niña sobre una de sus piernas, con la cabeza del niño o niña mirando
hacia abajo.  Según la edad del niño o niña, puede detenerlo colocando una mano debajo de su
pecho mientras la otra presiona suavemente en la parte superior de la espalda, en medio de los
hombros.  Debe presionar suavemente, varias veces, en dicho lugar.  En algunos casos, meter el
dedo bien adentro de la boca del niño puede eliminar el objeto obstructor.  Observe si el objeto se
mira en la parte superior de la garganta, en cuyo caso trate de quitarlo, teniendo cuidado de no
empujarlo más adentro.

En niños o niñas mayores, si el objeto no puede ser removido a través de ninguno de los métodos
mencionados, puede usted comenzar la llamada maniobra de HEIMLICH:

1. Para empezar, manteniéndose de pie, sostenga al niño o niña por detrás, colocando un puño
   en el área de la cintura del niño, (arriba del ombligo) con el dedo gordo hacia adentro.
   Cójase la otra mano y colóquela sobre el puño y haga movimientos duros y rápidos hacia
   dentro y hacia fuera, de seis a diez veces, arriba de la línea del cincho.

2. Estas presiones abdominales fuertes deberán eliminar la obstrucción.  Si no lo logra, repítalo
   hasta 3 veces.  Entonces, si continúa la obstrucción y el niño está inconsciente, acuéstelo
  sobre el piso, boca arriba, e inicie resucitación boca a boca.  Si esto no tiene éxito, inicie la
  maniobra de Heimlich, con el niño acostado boca arriba, colocando la palma de una mano
  arriba del ombligo del niño.  Coloque su otra mano encima de la primera.  Proporcione cuatro
  empujones con fuerza hacia adentro, en dirección de la cabeza.  Si la obstrucción es
  eliminada, inicie el proceso de resucitación boca a boca.

AHOGAMIENTO

En casi todos los casos de ahogamiento, la velocidad con que se comience la respiración artificial es
esencial.  Después de llamar a los bomberos (122 ó 123), intente comenzar la resucitación boca a
boca.  Los soplidos en este caso deben ser un poco más fuertes, dado que el aire que usted expulse
dentro de los pulmones del niño debe atravesar el agua que se encuentre dentro de ellos.

Si usted está solo y el niño está en aguas de baja altura, comience la resucitación inmediatamente en
el agua.  Si tiene ayuda a la mano, comience la resucitación mientras los demás cargan al niño fuera
del agua y lo colocan en una posición cómoda.  No detenga las respiraciones aún mientras mueve al
niño.

OBJETOS EXTRAÑOS EN LA NARIZ U OÍDOS

Los niños frecuentemente colocan objetos pequeños en nariz u oídos.  No trate de removerlos usted
mismo.  Lleve a su niño con un médico.  Cuando un insecto se trabe dentro del oído del niño o niña,
pídale que incline su cabeza para que el oído afectado quede hacia arriba.  Eche un poco de aceite
mineral, aceite de oliva o de bebé dentro del oído.  Jale el lóbulo de la oreja hacia abajo y hacia
arriba, para estirar el canal del oído mientras usted echa el aceite.  Si el insecto no sale del oído,
lleve al niño con un médico.